Los juegos también resuelven conflictos

El juego se considera una actividad infantil pero lo cierto es que los adultos no dejamos de jugar, y es que los juegos tienen muchas más utilidades que el mero entretenimiento. Por ejemplo, aprender o interiorizar conceptos, trabajar la cooperación, impulsar el compañerismo, tratar casos relacionados con la salud o ayudar a resolver conflictos, tema en el que nos centraremos en este post de Jugar es serio.

Los juegos de resolución de conflictos son aquellos en los que se plantean situaciones de conflicto, o que utilizan algún aspecto relacionado con éstas. Permiten experimentar en primera persona con situaciones sacadas de la realidad y trabajar las distintas alternativas que tenemos para resolver los problemas a los que nos enfrentamos. Además, nos ayudan a aprender a afrontar los conflictos de forma creativa.

Algunos juegos pueden hacer hincapié en el análisis de situaciones conflictivas, otros en los problemas de comunicación en el conflicto, en las relaciones poder/sumisión, en la toma de conciencia del punto de vista de los otros. etc.

Este es el caso de ‘Cartas por la paz’, iniciativa de la Universidad colombiana Uniminuto y Gestionet, un juego de cartas especialmente diseñado para aprender a afrontar diversos tipos de conflicto, combinado con una aplicación de realidad aumentada que ilustra testimonios audiovisuales de diversos tipos de violencia.

La dinámica de juego ayuda a interiorizar que para gestionar conflictos a nivel general (conflicto armado, delincuencia, violencia familiar…), se requiere emprender acciones colaborativas, entender las posturas de todas las partes y manejar de forma adecuada las oportunidades y dificultades que pueden surgir en cualquier momento de una negociación.

“Cartas por la paz” consta de 3 fases diseñadas con el objetivo de aplicarse en el ámbito de la enseñanza y de ser presentadas después a la sociedad en general:

  • La primera fase se ha puesto en marcha con el juego de cartas que podéis ver en la imagen y en el siguiente vídeo:

  • En la segunda fase se lanzará una app móvil que ofrecerá una experiencia inmersiva de realidad aumentada, presentando ejemplos en formato vídeo sobre los conflictos analizados y dando la posibilidad de compartir opiniones y propuestas de paz en redes sociales y en la plataforma del proyecto.
  • Y la tercera y ultima fase, consistirá en la publicación de un portal web que servirá de lugar de encuentro abierto donde los usuarios compartirán en forma de testimonios personales sus recuerdos, vivencias, sentimientos y esperanzas respecto al proceso de consecución de paz, reconociendo el pasado pero tratando de superar las secuelas del conflicto.

Esperamos que el proyecto tenga mucho éxito, ayude a resolver el conflicto colombiano y sirva de inspiración para resolver otros conflictos.

Anuncios

El futuro de la Gamificación en los países latinoamericanos

Palabras como Gamificación o Ludificación comienzan a tener cabida en nuestro vocabulario. Cada día, más empresas y entidades utilizan este método es sus procesos formativos en todas partes del mundo. Esta vez, desde ‘Jugar es serio’  vamos a centrarnos en la posibilidad que brinda este método en los países emergentes, concretamente en los países latinoamericanos.unnamed

Al igual que ocurre en otras partes del mundo, las empresas latinoamericanas se están dando cuenta de que la formación tradicional es vista como aburrida y además fácilmente olvidable. Por ello empresas con gran capital humano empiezan a emplear la Gamificación dentro de sus procesos formativos para que el empleado esté motivado y pueda acceder desde cualquier lugar y dispositivo.

Latinoamérica presenta unas tasas de rotación superiores a las de los países más desarrollados, por ello, las empresas ven la necesidad de fidelizar a sus propios empleados. Muchas de las personas trabajan por jornal y no sienten ninguna vinculación con la empresa, aún cuando ella está invirtiendo en su formación y por ende en su futuro.

Una nueva manera que las empresas están explorando para fidelizar a sus propios empleados es trasladar esos contenidos en un formato que se antoja entretenido y que además, premia por su uso y por el desempeño dentro de la plataforma. Si el empleado no sólo aprende, sino que además gana con ello, prestará más interés que utilizando métodos tradicionales, haciendo que su satisfacción aumente y por tanto, sus ganas de abandonar la empresa disminuyan.

Aunque las grandes empresas ya utilizan métodos e-learning para sus procesos capacitivos, también en Latinoamérica ven la necesidad de hacer algo más para aprovechar estos canales. Ya no sólo se trata de utilizar internet como biblioteca virtual o plataforma de test, sino que además ha de aprovecharse para que el usuario consulte esa información porque él quiere, por propia voluntad, por lo que motivándole con juegos es la manera más efectiva para que desde su móvil o PC personal acceda a contenidos. Es por eso que algunas empresas ya capacitan a sus responsables de recursos humanos con cursos de formación de Gamificación para que ellos mismos aprendan a aplicar las dinámicas de juego a sus cursos de formación interna.

playNo podemos olvidar que aunque en los últimos años ha habido un progreso notable en temas de desigualdad, todavía queda mucho por hacer.

El gobierno colombiano, por ejemplo, ofrece cursos virtuales para que sus ciudadanos aprendan la importancia de registrar una marca, los procesos que han de seguirse, propiedad intelectual, etc.  Aunque desde hace tiempo tiene virtualizado gran parte de este material, se encuentra con la dificultad de que sea comprensible por todos los públicos. Para ello, se ha propuesto crear herramientas que faciliten el aprendizaje tanto a aquellas personas menos formadas como a aquellas con unos niveles de educación superior. Para lograrlo ha comenzado a utilizar la Gamificación en alguno de sus módulos, pudiendo transmitir unos contenidos que pareciendo complejos, se presentan de manera amena, sencilla y divertida. Aplicando inteligencia artificial pueden conseguir que ese mismo juego sea para todos los públicos, haciendo que para aquellas personas que les parece más difícil la plataforma funcione de una manera, y para aquellos con una capacidad de compresión más desarrollada, les funciona de otra, haciendo que ninguno de los perfiles se desmotive por la complejidad o facilidad de los contenidos.

Por último, no podemos olvidar que la Gamificación es una herramienta que puede ser utilizada con fines comerciales. Este último uso, denominado también Advergaming, no pasa desapercibido en los países latinoamericanos. Con tasas de penetración de Internet cada día mayores, sobre todo gracias a los móviles y una infraestructura cada vez mayor, las marcas comerciales comienzan a ser conscientes de la efectividad de utilizar esta vía como medio de promoción.

gamif

Las grandes marcas son conocedoras de que ya no solo vale la publicidad tradicional, sino que han de llegar por más medios y además generar atracción al usuario. Con la aplicación de juegos con fines comerciales consiguen generar un engagement con el usuario que hasta hace poco, no conseguían.

Aunque el texto hace intuir que la Gamificación digital ya forma parte de la realidad latinoamericana, aún quedan grandes desafíos como es el acceso a Internet en zonas menos pobladas y la adopción de estas herramientas no sólo por grandes entidades, sino también por instituciones de menor tamaño.