Procesos de selección de personal 3.0

Que la tecnología avanza a pasos agigantados no nos puede sorprender. Tampoco nos debe sorprender el hecho de que los avances tecnológicos se utilicen para hacernos la vida más fácil a las personas, o en este caso a las instituciones. La aplicación de los avances tecnológicos en todas las áreas de la vida es un hecho. Como también es un hecho que las grandes empresas y las PYMEs utilizan dichos avances para conseguir ser más eficientes y por consiguiente más productivas. Es este último punto el que nos ocupa el artículo de este mes, ya que hablaremos del uso de videojuegos en la selección de personal.

Una selección de personal es un proceso muy complejo y no exento de peligros, ya que los evaluadores y las personas encargadas de entrevistar a los candidatos, deben conocer en poco tiempo y a través de entrevistas a los mismos y discernir si son los adecuados para el puesto de trabajo que se oferta. Un error en la contratación de una persona puede ser fatal según en qué tipo de empresas y según en qué tipo de puestos. Es por ello que conocidas firmas del mundo de los negocios han comenzado a incluir en sus procesos de selección aplicaciones gamificadas para poder medir aspectos personales de los candidatos que quizá a través de una entrevista no son fáciles de observar.

seleccionPersonal1

Recordemos que un videojuego pone a prueba muchos aspectos de una persona: la persistencia, los reflejos, la toma de decisiones, la tenacidad, etc. Todos estos aspectos trabajan para tener una visión más completa del candidato más allá que la información recogida en un curriculum vitae o la que se pueda discernir en una entrevista.

El hecho de utilizar juegos no es algo nuevo en un proceso de captación de talento, a la memoria nos vienen ejemplos de ejercicios de rol grupales donde expertos pueden conocer aspectos sobre los candidatos que participan en ellos. De esta manera, los encargados pueden saber cuál de los candidatos posee más confianza en sí mismo, cuál está más capacitado para liderar un equipo o cuál de ellos tiene una gran creatividad a la hora de encontrar respuestas donde todavía no hay preguntas. En este caso hablamos de conseguir mejores y más amplios resultados utilizando para ello aplicaciones informáticas gamificadas que ponen a los usuarios ante diferentes y complejas situaciones. Asimismo, podemos sumarle la deslocalización de estas pruebas, ya que hoy en día para tomar parte en un ejercicio de estas características no es necesario estar físicamente en un lugar específico, sino que los candidatos pueden sumarse al juego o a la simulación desde diferentes localizaciones, lo cual aumenta el número de personas, es decir candidatos, que están interesados en trabajar en una u otra empresa, lo que hace aumentar la competitividad y sacar lo mejor de las personas que están participando en el ejercicio.

Grandes empresas internacionales de diferentes sectores se han sumado ya a esta iniciativa tecnológica en la operativa de selección de candidatos. Barclays (Banca), Daimler (Automóvil), Gestionet Multimedia (Soluciones digitales), el Banco Central de Canadá o Ernst & Young (Consultoría) son sólo algunos grandes ejemplos de empresas o entes que han implementado este novedoso método en los procesos de selección de personal. Pero no sólo las grandes multinacionales utilizan esta técnica, gracias a la gran personalización y el bajo coste de implementación de estos productos, son cada vez más las empresas, grandes y pequeñas, que incorporan de alguna manera una aplicación informática gamificada en los procesos de selección de personal.

Anuncios

Por qué las personas que están formándose en Dirección Empresarial están perdiendo el tiempo

Imagine que tiene la necesidad o la inquietud de mejorar sus habilidades directivas. Para ello, dispone de tres opciones, tres escenarios que le propongo a continuación. Dedique unos segundos a imaginárselos y escoja uno de ellos:

  1. Está presente en una clase de su facultad de ciencias económicas.
  2. Está asistiendo a una clase de un máster en una escuela de negocios.
  3. Escucha una conferencia sobre gestión empresarial.

Apuesto a que sea cual sea el escenario que haya escogido, se habrá imaginado una persona (más o menos joven y más o menos aburrida) que está realizando una exposición oral en la que trata de enseñarle habilidades directivas, probablemente con la ayuda de una pizarra o unas diapositivas, esgrimiendo teorías y desarrollando conceptos.

Tengo varias preguntas que hacerle a partir del escenario que se haya imaginado:

¿Cuántas veces ha elegido aprender de esta forma?

¿Piensa que es la mejor forma de mejorar sus habilidades directivas?

¿Se podría aprender de otra manera?

Numerosos expertos también se han preocupado de responder a estas preguntas. Nuestra memoria retiene la información de una forma distinta según como se la presentemos. Si simplemente escuchamos a una persona que nos está haciendo una exposición oral, nuestra memoria retendrá, en el mejor de los casos (suponiendo que estemos atendiendo con interés) entre el 5 y el 20% de lo que se nos dice.

Esto significa que aprovechamos entre el 5 y el 20% de cada hora que dedicamos a aprender de esta manera.

¿Consideran que su tiempo es importante?

¿Cómo podemos aumentar este porcentaje? Los expertos también lo tienen claro. No basta con ver y escuchar: Es preciso hacer, involucrarse de manera activa en el proceso de aprendizaje. Así es como nuestra memoria se siente más cómoda, reteniendo más del 80% de la información.

Esto significa que aprovechamos más del 80% de cada hora que dedicamos a aprender de esta manera. Vuelvo a repetir:

¿Consideran que su tiempo es importante?

¿Es el problema entonces que no existen herramientas que permitan trabajar nuestras habilidades directivas de una forma activa? Afortunadamente, este no es el problema. Con la llegada de las nuevas tecnologías existen numerosas posibilidades. Un buen ejemplo son las experiencias de simulación empresarial, que desarrollan nuestras habilidades de dirección y de toma de decisiones de una forma activa y práctica, permitiéndonos dirigir en primera persona una empresa en un escenario aproximado a la realidad pero exento de riesgos.

¿Es el problema entonces que este tipo de experiencias no son accesibles al público general? Otra vez no. Existen programas de habilidades directivas online que trabajan con este tipo de herramientas involucrando al usuario e incentivando su aprendizaje autónomo. Estos programas son guiados por tutores que analizan la gestión que llevamos a cabo cada participante. El tutor dispone de herramientas de métrica que le permiten analizar más de 50 parámetros de nuestra gestión y dirección empresarial, dándonos valiosas pautas de mejora, que pondremos en práctica a lo largo del programa.

¿Cuál es el problema entonces?

​”Casi todos estamos satisfechos de estar encerrados en ideas seguras”

Erin Krishnamurti

Simulación empresarial: una herramienta de gran utilidad para profesores, estudiantes, emprendedores y empresarios

Un simulador empresarial es un juego de realidad virtual cuyo propósito principal es ayudar a desarrollar las habilidades de dirección y la toma de decisiones de los usuarios de forma práctica, en un escenario aproximado a la realidad pero exento de riesgos. Son herramientas que van dirigidas principalmente a profesores, estudiantes, emprendedores y empresarios.

Profesores y estudiantes

Es más que palpable que nos estamos alejando progresivamente de la manera tradicional de dar clase en los colegios y las universidades, siendo la innovación el pilar fundamental en este proceso de cambio. Con la llegada de las nuevas tecnologías, se ha puesto a disposición del profesorado metodologías alternativas (o complementarias), proporcionándoles herramientas que permiten a los alumnos interiorizar los conocimientos de una manera más eficaz.

Los simuladores empresariales son una primera aproximación a un ambiente de trabajo real, ayudando a disminuir la barrera existente entre teoría y práctica. Cada vez son más los alumnos que demandan aprender a través de la experiencia propia, viendo la aplicación a la realidad de los contenidos que se les transmiten y no limitándose solo a asimilar conceptos teóricos.

Una de las competencias más importantes que ha de adquirir un alumno es la visión global. En la universidad, generalmente, se estudian asignaturas de forma independiente y hay muchos que echan en falta la interrelación de los contenidos. Esto se consigue trabajando con simuladores, donde cada decisión o cada cambio que se produzca en un área en particular afectará también al resto. Además se experimenta el conflicto que puede surgir en la toma de decisiones entre las necesidades a corto plazo y los objetivos a largo plazo.

Emprendedores

También resultan ser una herramienta útil en el ámbito del emprendimiento, pues el emprendedor puede utilizarlos para realizar los cálculos y previsiones propias de un plan de empresa. Un porcentaje elevado de empresas españolas fracasan antes de cumplir los 5 años, así que, ¿qué mejor que contar con una herramienta que nos permita experimentar y aprender sin riesgo?

Muchos de los errores típicos que se cometen al poner en marcha un negocio, vienen derivados de que la persona que lo gestiona carece de experiencia. Un simulador es la plataforma ideal para analizar el comportamiento de un mercado, en el que competimos con otras empresas en un entorno cambiante.

Empresarios

No sólo podemos servirnos de los simuladores empresariales para poner a prueba o formarnos en el lanzamiento de una empresa o negocio recién creado, sino que es también una innovadora forma de mejorar la capacidad de dirección de empresas ya consolidadas. De esta manera, los empresarios podrán perfeccionar sus habilidades, aplicar conceptos estratégicos o evaluar estrategias en un entorno competitivo actual.

Los simuladores empresariales son la herramienta perfecta para que de forma autónoma, experimentemos y formemos parte de nuestro proceso de aprendizaje. De esta manera es como se consigue un mayor grado de conocimiento y un mayor desarrollo de nuestras habilidades. Si me dices, olvidaré. Muéstrame y puede que recuerde. Pero involúcrame y comprenderé.

Concursos para fomentar competencias y habilidades

La inclusión de videojuegos en las aulas para aportar valor añadido al proceso de enseñanza-aprendizaje comienza a ser un hecho hoy día en el ámbito educativo. Fomentar el emprendimiento en edades tempranas, potenciarlo entre los jóvenes a través de la realización de planes de negocio y toma de decisiones, impulsar valores medioambientales entre los escolares, inculcar la innovación, etc. es ya una realidad y el profesorado cada vez está más comprometido con las TIC´s y es más participativo en estas acciones.

Una metodología cada vez más utilizada y que facilita al profesorado la implementación de este tipo de actividades prácticas con videojuegos y simuladores, son actividades en formato concurso. En este tipo de formato, el profesorado actúa como coordinador y orientador entre sus estudiantes que tienen que seguir unos protocolos, enfrentarse a la toma de decisiones en un simulador tipo manager (de gestión, deportivo, de sostenibilidad, etc.), cumplir unos calendarios y formar parte de un Ranking en el que cada usuario se vea integrado dentro de una comunidad social compitiendo por unos premios.

Existen concursos donde se pretende potenciar competencias y habilidades y fomentar el autoempleo, alternativa profesional que siguen funcionado muy bien, como el concurso regional E-mprende en el País Vasco y el concurso nacional Emprende con Bancaja.

La opinión del profesorado participante y de los propios usuarios, muestra que este tipo de experiencias son muy adecuadas tanto por el potencial que aportan en el aprendizaje como por su forma de motivar e involucrar más a los alumnos en la asimilación de los contenidos.

campeon

En los formatos concursos entramos en dos aspectos que son clave y existe discusión a la hora de poner en marcha en el aula. Los premios y la inclusión de Ranking.

Aunque estas actividades tienen un único fin que es didáctico y educativo, no es menos cierto que los premios aportan un mayor elemento incentivador a los participantes  para involucrarse más en la actividad y favorecer la competitividad. Algunos ejemplos de premios son premios en especie como equipos informáticos, dispositivos móviles, etc.

Por otro lado, la inclusión de un Ranking, sobre todo para aquellos que se ven muy descolgados en él según va avanzando la competición, es un elemento que en principio tiene un efecto negativo en la motivación. Por ello, cada vez más se tiende en este tipo de actividades a incorporar premios por sorteo entre los 50 primeros del Ranking por ejemplo, etc.

Con los concursos, en definitiva, logramos la máxima participación y difusión del mensaje que queremos transmitir.

Formación en emprendimiento

Con la situación económica que estamos atravesando en estos momentos, son muchos los que se decantan por emprender asumiendo los riesgos que conlleva.

La supervivencia de las startups es una de las barreras principales con las que se encuentran los interesados en empezar un negocio, según un estudio de Startup Genome solo 1 de cada 12 startups logra sobrevivir. Con estos datos no es de extrañar que la comunidad educativa viese la necesidad de formar a alumnos en el proceso de emprendizaje.

Así, Mondragon Unibertsitatea se convirtió en 2009 en la primera universidad del Estado que ponía en marcha el título Liderazgo Emprendedor e Innovación (LEINN) cuyo objetivo es impulsar entre los jóvenes la cultura de la innovación y el emprendizaje.

Cinco años después, este grado se ha convertido en referente internacional y ha servido como modelo para su puesta en marcha en universidades extranjeras como la universidad brasileña SENAC o la inglesa Surrey University, que están desarrollando un título inspirado en el de Mondragón.

Se trata, en definitiva, de actividades “learning by doing” (aprender haciendo), como las que da otra de las alternativas que las universidades utilizan para formar y fomentar el emprendizaje entre sus alumnos, los simuladores empresariales.

Los simuladores entregan al usuario el control total de la gestión de una empresa, permitiendo tomar decisiones económicas, laborales, administrativas y comerciales en un entorno sin riesgo real para el usuario. Permiten conocer las realidades de la gestión o puesta en marcha de una empresa alertando de las dificultades y los peligros a los que se enfrentarán los futuros emprendedores.

Universidades como Deusto, utilizan en su Centro de Emprendimiento Deusto Entrepreneurship Centre un simulador de proyectos empresariales para impulsar el emprendimiento entre sus titulados.

RegistroF

 Esta práctica está cada vez más extendida entre las universidades, ya que son muchas las ventajas del uso de los simuladores aplicados a formación empresarial:

  • Ayudar a comprender las diferentes áreas de una empresa y profundizar en aquellas en las que el/la usuario/a no es especialista.
  • Potenciar las habilidades y dinámicas de trabajo en equipo. Dado que los simuladores permiten su manejo de forma colectiva, estas acciones ayudan a cohesionar equipos, estructurar y asumir diferentes roles y optimizar el rendimiento de esos mismos equipos.
  • Aumentar conceptos en materia de gestión y habilidades aptas para su aplicación en la empresa.
  • Desarrollar las habilidades que sirvan para enfrentarse a situaciones de cambio que despierten como resultado riesgos e incertidumbres.

Y vosotros, ¿cuál de las opciones creéis que es más eficaz a la hora de emprender?

Fórmula i, un serious game para potenciar competencias y habilidades

Fórmula i es el nuevo serious game que la lanzado Gestionet para utilizarse como herramienta formativa para potenciar competencias y habilidades.

Este serious game se puede utilizar tanto en ligas privadas dirigidas a universidades, agencias de emprendimiento, entidades públicas, centros de formación y departamentos de recursos humanos y formación como en ligas públicas, como massive game online para competiciones con miles de participantes

Fórmula i aporta un importante valor añadido puesto que a través de la toma de decisiones estratégicas tanto en el área de gestión, merchandising, contratación, I+D y deportiva, permite ponerse en el papel de un gestor de una escudería para lograr dos objetivos, ser la mejor escudería teniendo el piloto con más puntos en la clasificación y ser por otro lado el mejor gestor valorando las decisiones tomadas en cada carrera.

Para ello, el usuario a través de la toma de decisiones en las diferentes áreas le permite trabajar y potenciar competencias y habilidades tales como Espíritu innovador, Iniciativa y espíritu emprendedor, Capacidad de resolución de problemas: Capacidad de riesgo, Mejora continua, Orientación a la calidad, Valor del esfuerzo, Capacidad matemática, Capacidad analítica, Capacidad de planificación y organización: Capacidad estratégica, Competencia tecnológica, Capacidad de gestión de la información, Aprendizaje autónomo, Adaptación a diferentes entornos, Creatividad, Precisión, Responsabilidad, Gestión de recursos.

La potencialidad de los Business Games como herramienta formativa

Los Serious Games son videojuegos que van más allá del mero entretenimiento y tienen una doble finalidad: perseguir un fin educativo o trasmitir valores y contenidos de una forma amena y divertida.

En este sentido, los Business Games son una rama de de los Serious Games que permiten potenciar competencias y habilidades básicas en gestión empresarial, marketing y emprendimiento.

Simulador EBT de Servicios de Gestionet Multimedia

El uso de este tipo de herramientas no ha sido generalizado hasta ahora ni en el ámbito de la formación ni en el ámbito de la creación de empresas. Sin embargo, en las escuelas de negocio con un carácter más innovador desde siempre, sí que  habido desde hace años un uso más generalizado de este tipo de herramientas.

Con la entrada de los grados en las universidades y con la necesidad de potenciar el emprendimiento como manera de generar riqueza y más en estos tiempos de altas tasas de desempleo, se ha venido constatando un cambio en la mentalidad del profesorado y técnicos en emprendimiento para incorporar las nuevas tecnologías en su proceso de enseñanza y asesoramiento en la creación de empresas respectivamente, lo que ha provocado un incremento en el uso de los Business Games o Simuladores de Negocio.

Estos Serious Games aportan un importante valor añadido no solo al formador o al consultor de cara a facilitarles un mecanismo de refuerzo de los contenidos a trabajar en el área de creación y gestión de empresas, sino que al propio alumno o potencial emprendedor le facilita el refuerzo de su aprendizaje a través de la metodología  experiencial, entrenarse a través del sistema de ensayo-error sin suponer riesgos, y permite mejorar sus habilidades estratégicas para la creación y gestión de una empresa a través de la experiencia.

Pero estas herramientas van más allá, permiten al usuario poder entrenarse, poner en práctica sus conocimientos y actitudes en diferentes escenarios en los que se puede encontrar una empresa, lo que indica el potencial que tienen los Simuladores Empresariales como metodología práctica en el área de gestión y emprendimiento.

Máximo Sedano, experto en Business Games