Halloween: Cuando la muerte se convierte en diversión y juego

Zombies, muertos vivientes, esqueletos, vampiros, hombres lobo… todos ellos personajes de ficción que hace no tantos años jalonaban las pesadillas y los miedos de las personas, ahora son objetivo de nuestra admiración y de nuestros juegos. Todo ello producto de la aceptación en España de la fiesta anglosajona de Halloween y de la proliferación de productos relacionados con estos personajes provenientes del averno.

No es casualidad entonces que multitud de grandes marcas realicen campañas de Marketing relacionadas directamente con esta fiesta. Y cómo no, el mundo tecnológico no se queda atrás.

En el marco del Advergame, juegos que parten de una acción de Marketing, Halloween esta siendo un ejemplo de producción e imaginación en el mundo de los videojuegos. Desde vídeos interactivos donde el usuario debe elegir el camino correcto en medio de un apocalipsis zombie, juegos runner de la mano de la conocida marca de quesitos Babybel dirigidos al mercado móvil donde los usuarios deben dirigir momias o vampiros en mundos de ultratumba, hasta un divertido juego que hace uso de la realidad aumentada para proponer a los más jóvenes divertidos retos en forma de gynkana.

Estos son solo algunos ejemplos de las iniciativas que están tomando las grandes empresas de cara a esta, cada vez más, fiesta internacional que se celebra el 31 de Octubre y que nos da pie a reírnos de aquellas cosas que hasta no hace tanto nos hacían temblar.

Para finalizar el post os proponemos un pequeño juego, relacionado con la noticia que hoy os traemos. ¿Seréis capaces de llegar hasta el final de este vídeo interactivo de la empresa neozelandesa Hell Pizza?

Una ayuda: Esa gente que corre hacía el protagonista no quiere un abrazo, ¡son zombies!

Gamificación y aprendizaje basado en el juego: ¿en qué se diferencian?

Elementos-de-la-gamificación-300x129El término gamificación cada vez está siendo más popular en el ámbito educativo y empresarial, pero muchos confunden o no tienen muy claro cuál es la diferencia entre el mismo y el aprendizaje basado en el juego. En este artículo analizaremos las diferencias entre ambos enfoques y además nos centraremos en el uso de la gamificación en entornos online.

Lee el post completo en el Blog de Net-Learning

Aplicaciones prácticas de la Gamificación

En ‘Jugar es serio’ ya hemos hablado más veces de lo que es la Gamificación y como poco a poco su uso se va extendiendo hasta llegar a las aulas. Pero en esta ocasión nos gustaría hablaros de ejemplos donde podréis comprobar el potencial de convertir lo no lúdico o rutinario, en algo divertido, y lo haremos a través de THE FUN THEORY, una iniciativa que Volkswagen llevo a cabo hace un par de años.

thefuntheory

The Fun Theory consistía en un concurso con un premio de 2500€ en el que los participantes debían enviar vídeos explicando su proyecto. El proyecto debía reflejar que utilizando la diversión se consigue que la sociedad mejore o corrija malos hábitos o comportamientos erróneos. A continuación veremos algunos de los proyectos participantes:

Escalera piano

En el metro de Estocolmo se preguntaban qué podían hacer para que la gente optase por subir las escaleras tradicionales en vez de las mecánicas y esto es lo que ocurrió:

La papelera más profunda del mundo

¿Qué harías para que la gente utilizara las papeleras en lugar de tirar la basura al suelo?

Contenedor de vidrio Arcade

¿Se puede hacer algo para fomentar el reciclaje de vidrio a través del juego?

La lotería de la cámara de velocidad

¿Bajarías la velocidad de conducción si te premian por ello?

 

“Se dice que los cambios positivos en el comportamiento de las personas son más sencillos de lograr si se dan a través de la diversión” Y vosotros, ¿conocéis alguna otra iniciativa de este tipo?

Pero, ¿qué es la gamificación?

En estos últimos meses no hacemos más que escuchar el término “gamificación”, pero… ¿Qué es eso de “gamificación”?

 La gamificación se basa en incorporar dinámicas o mecanismos de juego a procesos que de por sí no son muy “jugables”, valiéndose de la predisposición psicológica del ser humano para participar en juegos.

gamificación

De un tiempo a esta parte, el concepto de “gamificación” se ha puesto de moda y cada vez son más las empresas y departamentos de marketing que utilizan estas dinámicas para aumentar las ventas, fidelizar y motivar a sus clientes.

 Los procesos de gamificación utilizan mecanismos de juego clásicos como la recolección de objetos, sistemas de puntos y jerarquía por niveles pudiendo establecer así comparativas y clasificaciones. Vamos, como la vida misma, porque aunque no lo parezca, nuestras vidas están gamificadas desde que nacemos.

 Si nos paramos a pensar un momento, ya en nuestra época de estudiantes hacemos exámenes (que son puntos) para obtener títulos académicos (obteniendo logros) que nos permiten ir subiendo de “nivel”.

 Además, la vida de cada persona está condicionada por diferentes niveles de dificultad. El día de una persona está marcado por una serie de misiones o retos a resolver en un tiempo determinado. Desde que nos suena el despertador hasta que nos acostamos, debemos superar una serie de pruebas: llegar al trabajo, realizar diversas tareas, alimentarnos, resolver problemas, etc. Y todo ello con el factor tiempo como juez de nuestras acciones.

 Si es estresante vivir como en un juego y pensar como en un juego, entonces ¿por qué nos gusta tanto jugar? Quizá sea porque desde pequeños jugamos para aprender mediante el juego simbólico. Ya a los dos años empezamos a desarrollar una etapa social de juego condicionada por el uso del lenguaje. Es aquí donde se asientan las bases del concepto de juego formado por un objetivo, reglas, herramientas, retos o desafíos, y por supuesto, interactividad. Cada persona interioriza estas características de juego y las pone de manifiesto a la hora de gamificar su vida, o ¿quién no ha viajado en coche contando las rayas de la carretera  o los árboles,  o ha tratado de adivinar el color del siguiente  coche, o ha caminado por la calle tratando de no pisar determinadas líneas o dibujos de las baldosas? Y así muchos juegos más.

Por tanto, sacamos en claro que el juego es un proceso de aprendizaje inherente al ser humano cuyas secuelas se ven en la gamificación de nuestra vida diaria.

 Un jugón que juega a muchos juegos y disfruta jugando