Nostalgia, bendita nostalgia

La nostalgia tiene mucho poder, puede hacer que generaciones de personas se acuerden de la tierra de la que proceden sus ancestros y que ni sin siquiera conocerla la echen de menos, o como bien decía el gran Terry Pratchett: “La nostalgia, esa pequeña banda elástica del subconsciente que puede dar cuerda a un salmón y hacerlo viajar cinco mil kilómetros por mares desconocidos o enviar a un millón de lemmings corriendo alegremente de vuelta a un hogar ancestral que, debido a un pequeño capricho de las placas continentales ya no está en su sitio”.

Pues bien, la nostalgia esta vez ha vuelto en forma de aparatos tecnológicos del siglo pasado. Siempre ha existido una pequeña obsesión por conseguir objetos antiguos, pero nunca había pasado con objetos que son más o menos recientes. En los últimos 20 años la especie humana ha vivido inmersa en una explosión tecnológica donde los objetos de la década de los 80 que nos parecían el futuro ahora son piezas de museo.

Los que en los 80 éramos jóvenes bisoños, ahora somos adultos con más o menos poder adquisitivo y como todas las personas que van creciendo, en muchas cuestiones pensamos que cualquier tiempo pasado fue mejor. Hoy en día, tenemos la suerte de poder revivir nuestra niñez a través de los juegos y objetos de nuestra niñez, y claro, muchos no hemos podido dejar pasar la oportunidad de volver a adquirir esas nostálgicas piezas.

Mucha gente tuvo en su día unas maquinitas de Nintendo, que en su momento eran el no va más, hasta que aparecieron las consolas NES y MASTER SYSTEM y su uso se vio eclipsado por ellas. Ese momento fue aprovechado por padres y madres de todo el planeta para realizar su “particular-limpieza-de-cacharros-que-no-valen-para-nada” y algunas fueron directas a la basura. Nótese la ira contenida del redactor que sufrió en sus carnes esa forma de proceder.

Querido lector, si tú eres uno de los felices propietarios de una de estas maquinitas que marcaban tendencia en los 80, te doy la feliz noticia de que ahora mismo en ebay y otras páginas del estilo una de estas máquinas Game & Watch de Nintendo puede alcanzar y superar (según qué título) los 90 euros.

Siguiendo con el tema tecnológico, a finales del 2016 Nintendo dio un golpe en la mesa y sacó a la venta la Mini NES. En cuestión de semanas se agotó y comenzó su reventa duplicando en muchas ocasiones el precio oficial de salida del artículo. Hace menos de un mes, Nintendo dijo que cerraban la producción de la Mini NES y el mismo día una de ellas fue vendida en ebay por más de 150 euros (el precio oficial de salida era de unos 60 euros).

Hay rumores de que el año que viene Nintendo comercializará la Mini SNES, y todo parece indicar que la fiebre seguirá su curso.

Pero la nostalgia no solo ataca al elemento tecnológico, los juegos de mesa que vivieron un gran boom en los 80, ahora están teniendo una nueva juventud. Si bien este fenómeno puede ser debido a la crisis, ha habido reposiciones de juegos míticos que al ser puestos otra vez a la venta se han agotado en cuestión de semanas, tales como “El imperio cobra” o el “Heroquest”.

Así que, si tienes en algún sótano, trastero, buhardilla o armario de casa olvidado algo perteneciente a esa época, ¡antes de tirarlo date una vuelta por ebay para conocer el valor aproximado que puede tener hoy en día!

Anuncios

e-Sports: el ¿deporte? del futuro

En pleno siglo XXI con la proliferación de Internet y los juegos online estamos asistiendo a la creación y afianzamiento de un nuevo tipo de “deporte”.

Hablamos de los e-sports, eventos multitudinarios donde hordas de jugones se enfrentan unos a otros, ya sea individualmente o por equipos (en este caso clanes).

Pero vamos primero a explicar qué son los e-sports. Son los llamados deportes electrónicos, es decir, competiciones de videojuegos donde los jugadores son profesionales. Su gran expansión (comenzaron mucho antes) se dio a principios de este siglo en Corea del Sur, donde ésta práctica tiene casi el nivel de deporte olímpico.

Los jugadores profesionales que se dedican a los e-sports son, lógicamente, gente muy joven organizada en equipos con una gran infraestructura detrás, donde fácilmente cada equipo puede llegar a tener entre 20 y 40 trabajadores diferenciados en áreas como cualquier otro equipo deportivo.

Jugadores formando un equipo

En cuanto al entrenamiento que llevan a cabo, éste también es parecido o incluso más intenso que por ejemplo el de un equipo de fútbol profesional. Los jugadores tienen jornadas de entrenamiento de entre 14 a 16 horas donde no sólo juegan (en este punto quizá la palabra jugar ya pierde parte de su significado para estas personas), sino que mantienen reuniones sobre tácticas a utilizar en posteriores encuentros. Además, suele ser costumbre que todos los miembros jugadores de un equipo se mantengan concentrados bajo un mismo techo.

¿Y sus sueldos? El sueldo mensual de uno de estos jugadores puede variar entre 1.500 y 5.000 euros mensuales, a esto hay que sumarle el dinero que puede conseguir cada uno de ellos de manera individual, bien a través de gameplays en sus canales de Youtube o de patrocinadores.

Por último, nos queda comentar los juegos que copan el olimpo de los e-sports ya que no todos los juegos multijugador en línea pueden ser alzados a la categoría de e-sport. Entre los reyes mencionamos los siguientes:

League of Legends

Dota 2

Counter Strike: Global Offensive

FIFA 17

Overwatch

Hearthstone

World of tanks