Procesos de selección de personal 3.0

Que la tecnología avanza a pasos agigantados no nos puede sorprender. Tampoco nos debe sorprender el hecho de que los avances tecnológicos se utilicen para hacernos la vida más fácil a las personas, o en este caso a las instituciones. La aplicación de los avances tecnológicos en todas las áreas de la vida es un hecho. Como también es un hecho que las grandes empresas y las PYMEs utilizan dichos avances para conseguir ser más eficientes y por consiguiente más productivas. Es este último punto el que nos ocupa el artículo de este mes, ya que hablaremos del uso de videojuegos en la selección de personal.

Una selección de personal es un proceso muy complejo y no exento de peligros, ya que los evaluadores y las personas encargadas de entrevistar a los candidatos, deben conocer en poco tiempo y a través de entrevistas a los mismos y discernir si son los adecuados para el puesto de trabajo que se oferta. Un error en la contratación de una persona puede ser fatal según en qué tipo de empresas y según en qué tipo de puestos. Es por ello que conocidas firmas del mundo de los negocios han comenzado a incluir en sus procesos de selección aplicaciones gamificadas para poder medir aspectos personales de los candidatos que quizá a través de una entrevista no son fáciles de observar.

seleccionPersonal1

Recordemos que un videojuego pone a prueba muchos aspectos de una persona: la persistencia, los reflejos, la toma de decisiones, la tenacidad, etc. Todos estos aspectos trabajan para tener una visión más completa del candidato más allá que la información recogida en un curriculum vitae o la que se pueda discernir en una entrevista.

El hecho de utilizar juegos no es algo nuevo en un proceso de captación de talento, a la memoria nos vienen ejemplos de ejercicios de rol grupales donde expertos pueden conocer aspectos sobre los candidatos que participan en ellos. De esta manera, los encargados pueden saber cuál de los candidatos posee más confianza en sí mismo, cuál está más capacitado para liderar un equipo o cuál de ellos tiene una gran creatividad a la hora de encontrar respuestas donde todavía no hay preguntas. En este caso hablamos de conseguir mejores y más amplios resultados utilizando para ello aplicaciones informáticas gamificadas que ponen a los usuarios ante diferentes y complejas situaciones. Asimismo, podemos sumarle la deslocalización de estas pruebas, ya que hoy en día para tomar parte en un ejercicio de estas características no es necesario estar físicamente en un lugar específico, sino que los candidatos pueden sumarse al juego o a la simulación desde diferentes localizaciones, lo cual aumenta el número de personas, es decir candidatos, que están interesados en trabajar en una u otra empresa, lo que hace aumentar la competitividad y sacar lo mejor de las personas que están participando en el ejercicio.

Grandes empresas internacionales de diferentes sectores se han sumado ya a esta iniciativa tecnológica en la operativa de selección de candidatos. Barclays (Banca), Daimler (Automóvil), Gestionet Multimedia (Soluciones digitales), el Banco Central de Canadá o Ernst & Young (Consultoría) son sólo algunos grandes ejemplos de empresas o entes que han implementado este novedoso método en los procesos de selección de personal. Pero no sólo las grandes multinacionales utilizan esta técnica, gracias a la gran personalización y el bajo coste de implementación de estos productos, son cada vez más las empresas, grandes y pequeñas, que incorporan de alguna manera una aplicación informática gamificada en los procesos de selección de personal.

Anuncios

Por qué las personas que están formándose en Dirección Empresarial están perdiendo el tiempo

Imagine que tiene la necesidad o la inquietud de mejorar sus habilidades directivas. Para ello, dispone de tres opciones, tres escenarios que le propongo a continuación. Dedique unos segundos a imaginárselos y escoja uno de ellos:

  1. Está presente en una clase de su facultad de ciencias económicas.
  2. Está asistiendo a una clase de un máster en una escuela de negocios.
  3. Escucha una conferencia sobre gestión empresarial.

Apuesto a que sea cual sea el escenario que haya escogido, se habrá imaginado una persona (más o menos joven y más o menos aburrida) que está realizando una exposición oral en la que trata de enseñarle habilidades directivas, probablemente con la ayuda de una pizarra o unas diapositivas, esgrimiendo teorías y desarrollando conceptos.

Tengo varias preguntas que hacerle a partir del escenario que se haya imaginado:

¿Cuántas veces ha elegido aprender de esta forma?

¿Piensa que es la mejor forma de mejorar sus habilidades directivas?

¿Se podría aprender de otra manera?

Numerosos expertos también se han preocupado de responder a estas preguntas. Nuestra memoria retiene la información de una forma distinta según como se la presentemos. Si simplemente escuchamos a una persona que nos está haciendo una exposición oral, nuestra memoria retendrá, en el mejor de los casos (suponiendo que estemos atendiendo con interés) entre el 5 y el 20% de lo que se nos dice.

Esto significa que aprovechamos entre el 5 y el 20% de cada hora que dedicamos a aprender de esta manera.

¿Consideran que su tiempo es importante?

¿Cómo podemos aumentar este porcentaje? Los expertos también lo tienen claro. No basta con ver y escuchar: Es preciso hacer, involucrarse de manera activa en el proceso de aprendizaje. Así es como nuestra memoria se siente más cómoda, reteniendo más del 80% de la información.

Esto significa que aprovechamos más del 80% de cada hora que dedicamos a aprender de esta manera. Vuelvo a repetir:

¿Consideran que su tiempo es importante?

¿Es el problema entonces que no existen herramientas que permitan trabajar nuestras habilidades directivas de una forma activa? Afortunadamente, este no es el problema. Con la llegada de las nuevas tecnologías existen numerosas posibilidades. Un buen ejemplo son las experiencias de simulación empresarial, que desarrollan nuestras habilidades de dirección y de toma de decisiones de una forma activa y práctica, permitiéndonos dirigir en primera persona una empresa en un escenario aproximado a la realidad pero exento de riesgos.

¿Es el problema entonces que este tipo de experiencias no son accesibles al público general? Otra vez no. Existen programas de habilidades directivas online que trabajan con este tipo de herramientas involucrando al usuario e incentivando su aprendizaje autónomo. Estos programas son guiados por tutores que analizan la gestión que llevamos a cabo cada participante. El tutor dispone de herramientas de métrica que le permiten analizar más de 50 parámetros de nuestra gestión y dirección empresarial, dándonos valiosas pautas de mejora, que pondremos en práctica a lo largo del programa.

¿Cuál es el problema entonces?

​”Casi todos estamos satisfechos de estar encerrados en ideas seguras”

Erin Krishnamurti

¿Ha llegado el momento de los business games?

Los business games o simuladores de gestión empresarial son juegos orientados a trabajar competencias y habilidades a nivel empresarial. Muchos de ellos simulan el funcionamiento virtual de una empresa, otros se centran en trabajar esas mismas competencias en otros contextos.

Independientemente de su formato tienen como elemento común la toma de decisiones, la visión global y la orientación por objetivos; todo ello  dentro de un contexto en el que no existe riesgo real para los usuarios. Las ventajas de la utilización de este tipo de herramienta son notables: aprendizaje a través de la experiencia, metodología divertida y posibilidad de interactuar en escenarios difíciles de representar con otras metodologías.

A nivel nacional, a pesar de todas estas ventajas, hasta hace poco no han tenido toda la buena aceptación que en mi opinión deberían haber tenido en el mundo de la enseñanza.

Sólo se ha aplicado de una forma importante en escuelas de negocios, másteres y puntualmente en departamentos de RRHH de grandes empresas. Las razones han podido ser varias:

1) Estigma del juego como herramienta de aprendizaje poco eficaz.
2) Miedo a cambiar metodologías tradicionales por otras más innovadoras.
3) La inversión necesaria con respecto a otras metodologías más tradicionales.
4) Falta de equipamiento para poderlas implantar (Internet, suficientes equipos informáticos, etc.)

Después de llevar en Gestionet casi 11 años en el desarrollo y explotación de los business games, estamos percibiendo desde el 2011 que la aceptación por este tipo de serious games o juegos serios está empezando a crecer. En cuanto al primer problema a superar, poco a poco el estigma del juego como herramienta de aprendizaje está eliminándose. En los últimos años, varios estudios científicos demuestran que nuestro aprendizaje es mucho mayor cuando lo percibimos como una experiencia gratificante, divertida y motivadora. ¿Quién no ha odiado o amado una asignatura por la forma de impartirla de un profesor?

En cuanto al segundo problema, las nuevas generaciones de profesorado que se van incorporando a la enseñanza en los diferentes niveles, tienen un mejor perfil tecnológico y ya no perciben como problema el cambio de metodología. Todo lo contrario, buscan nuevos formatos que les ayuden a mejorar el rendimiento de su alumnado. El tercer handicap que debían superar los business games también está siendo superado. Como herramientas tecnológicas que son, el coste de desarrollo de las mismas, se ha reducido de forma ostensible, siendo más asequible su implantación en centros educativos con FP o Bachillerato.

Dentro de este punto, no podemos olvidar un incremento de las necesidades de este tipo de producto, sobre todo a nivel universitario y formación de grado. El plan de Bolonia (a nivel de la UE), exige una mayor experiencia práctica en la formación y estas herramientas son sin duda una buena forma de complementar y reforzar la teoría. Asimismo, el contexto de crisis actual ha convertido la vía del autoempleo en una alternativa laboral fundamental para la que es necesaria una formación específica y que los centros deben proporcionar. Se necesitan herramientas que ayuden a su profesorado a impartirlas.

Y por último, el problema del equipamiento, se ha visto reducido de forma muy importante, al contar la mayoría de los centros con el equipamiento y la conexión adecuada. Incluso me atrevería a decir que en muchos de los centros el problema es que disponen de buen equipamiento pero sin los contenidos adecuados. Por todo ello me pregunto, ¿ ha llegado el momento de los business games?

Por Juan de Miguel (Gerente de GESTIONET y Presidente de BASQUEGAME)