Pero, ¿qué es la gamificación?

En estos últimos meses no hacemos más que escuchar el término “gamificación”, pero… ¿Qué es eso de “gamificación”?

 La gamificación se basa en incorporar dinámicas o mecanismos de juego a procesos que de por sí no son muy “jugables”, valiéndose de la predisposición psicológica del ser humano para participar en juegos.

gamificación

De un tiempo a esta parte, el concepto de “gamificación” se ha puesto de moda y cada vez son más las empresas y departamentos de marketing que utilizan estas dinámicas para aumentar las ventas, fidelizar y motivar a sus clientes.

 Los procesos de gamificación utilizan mecanismos de juego clásicos como la recolección de objetos, sistemas de puntos y jerarquía por niveles pudiendo establecer así comparativas y clasificaciones. Vamos, como la vida misma, porque aunque no lo parezca, nuestras vidas están gamificadas desde que nacemos.

 Si nos paramos a pensar un momento, ya en nuestra época de estudiantes hacemos exámenes (que son puntos) para obtener títulos académicos (obteniendo logros) que nos permiten ir subiendo de “nivel”.

 Además, la vida de cada persona está condicionada por diferentes niveles de dificultad. El día de una persona está marcado por una serie de misiones o retos a resolver en un tiempo determinado. Desde que nos suena el despertador hasta que nos acostamos, debemos superar una serie de pruebas: llegar al trabajo, realizar diversas tareas, alimentarnos, resolver problemas, etc. Y todo ello con el factor tiempo como juez de nuestras acciones.

 Si es estresante vivir como en un juego y pensar como en un juego, entonces ¿por qué nos gusta tanto jugar? Quizá sea porque desde pequeños jugamos para aprender mediante el juego simbólico. Ya a los dos años empezamos a desarrollar una etapa social de juego condicionada por el uso del lenguaje. Es aquí donde se asientan las bases del concepto de juego formado por un objetivo, reglas, herramientas, retos o desafíos, y por supuesto, interactividad. Cada persona interioriza estas características de juego y las pone de manifiesto a la hora de gamificar su vida, o ¿quién no ha viajado en coche contando las rayas de la carretera  o los árboles,  o ha tratado de adivinar el color del siguiente  coche, o ha caminado por la calle tratando de no pisar determinadas líneas o dibujos de las baldosas? Y así muchos juegos más.

Por tanto, sacamos en claro que el juego es un proceso de aprendizaje inherente al ser humano cuyas secuelas se ven en la gamificación de nuestra vida diaria.

 Un jugón que juega a muchos juegos y disfruta jugando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s